DESDE ESPAÑA CON AMOR

IMG_20151024_124554_231

¡Buenos días tetes y tetas!

¿Cómo os trata la vida por la gélida Alemania? Yo tengo algo que confesaros, ¡he regresado a España!  Sí, sé cuán raro es que la bloggera de “Vente pa Alemania, tete!”, que os anima para que os mudéis allí, haya abandonado las tierras teutonas para irse a la capi. Pero no me crucifiquéis por ello, porque el reto profesional que se presentó ante mi, era difícil de rechazar. Ya sabéis, que a veces las oportunidades llegan cuando menos las esperas, y hay que tomarlas sin mirar atrás. Además, abandonar Alemania, no significa por ende abandonar a mis tetes.

Quizá escriba con menos afluencia, pero de momento seguiré tratando de ayudaros con consejos e información de interés, y por supuesto, respondiendo a todas vuestras dudas. De hecho, estoy planteándome abrir un foro en el blog, ya que sois muchos los que me escribís con preguntas acerca de todo un poco en lo referente a la vida en Alemania.

En fin, ya sólo me queda agradecer vuestra confianza y paciencia.

¡Que paséis un buen fin de semana!

PD: Recordad que hoy cambian la hora y a las 3:00 serán las 2:00

DEL VERANO DE VALENCIA AL OTOÑO DE STUTTGART

Hola tet@s,

¿cómo estáis? Es probable que algunos no os acordéis de mi o hayáis dejado de seguirme, y no es de extrañar, ya que hace meses que no os pongo al día de mi vida.

Como ya os dije, no es mi intención hacer de éste un blog, mis memorias en el país teutón, sino más bien una web de consulta para todos los que vengáis para aquí u os lo estéis planteando. Sin embargo, de vez en cuando me gusta contaros como me va, así que os haré un resumen de lo sucedido durante los últimos 3 meses (que se dice pronto):

En Julio terminó el cole y con ello mi labor de apoyo en el colegio internacional. Además, puesto que había tomado la determinación de no continuar en el curso 2015-2016 con el empleo, tuve que pasar el mal trago de despedirme de la niña con la que trabajaba. No obstante la tristeza duró poco, porque una vez acabado el curso, pasé a verla y quedé con la madre que mantendríamos el contacto a la vuelta de vacaciones.

La semana siguiente  de terminar con Carlota, me salió un trabajo de copywriter para realizar on-line, de modo que estuve todo el mes trabajando por las mañanas y parte de las tardes para una agencia creativa de Madrid.

Con nuestros amigos, hicimos una escapada a Constanza y a pesar de que el trayecto se hizo pesado, fue una experiencia chula y lo pasamos muy bien.

11692742_10152853104216286_8444452487303018170_n

También vinieron mis tíos de visita y además de enseñarles la ciudad y llevarles a Tübingen (como acostumbro), fuimos a Frankfurt, que resultó ser un fiasco. De hecho, de todo lo que llevo visto de Alemania, es la ciudad que menos me ha gustado, con diferencia. Menos mal que en el camino paramos en Heidelberg para que ellos la viesen, pues esta pequeña ciudad sí que no defrauda a nadie.

IMG_3501

Antes de finalizar Julio y tras casi 20 horas de viaje en coche, llegamos a España.Y después de unos días en Madrid de reencuentro con amigos y familia política, mi novio regresó a Alemania en avión y yo me fui a Valencia con Picotas y nuestro resistente Corsa.

Agosto fue por tanto mi verano en la terreta, en el que aunque seguí trabajando de freelance algunas horas al día, pude pasar gran parte de mi tiempo con mi familia y amigos en la playa y asistiendo a fiestas y festivales de la zona. Por lo que en resumen me lo gocé bastante.

11884044_723072017098_3753979230420938364_o

IMG_20150913_185035

Septiembre sin embargo no empezó con muy buen pie a pesar de que cumplo los años el día 6 y que fue precedido por la boda de mi prima (Una celebración preciosa, por cierto, aunque pasada por agua tanto por la lluvia, como por los lloros). Pero por problemas familiares cancelamos un viaje que habíamos reservado  a Nueva York y alargamos nuestra estancia en Valencia.

11960128_922575557816213_3526160927938142504_n

A una semana de volver a Alemania, se pusieron en contacto conmigo para  hacerme una entrevista de un programa de radio en relación al libro que escribí “En las Garras del Tigre Tamil”. ¡Aquí podéis escuchar mi intervención!

Y por fin el  pasado domingo  (nuevamente con el coche) regresamos a Stuttgart, donde todavía me siento en proceso de adaptación, ya que al hecho de pasar del calor de la terreta (no sólo en el sentido climatológico) al frío de Stuttgart, nunca se termina de acostumbrar uno.

Lo mejor que puedo destacar de esta semana, ha sido la vuelta a la rutina (levantarme pronto, gym,..), el reencuentro con mi amigos “Los Haters”, el club de chicas españolas que he montado y el haber cerrado la fecha para que nos casen en el consulado de España en Stuttgart. ¡Sí, como oís! Tenemos fecha para el gran día. El  6 de Noviembre mi estado civil cambiará a CASADA, así que llamadme Laura, Picu o Picurelli, ahora que todavía podéis, que en nada seré la Señora de…jajajaj

¡Disfrutad del fin de semana. tet@s!

WILLKOMMEN JUNI

Buenas noches tetes,

Ya hace más de un mes que no os pongo al día sobre mi vida. ¡Qué rápido pasa el tiempo! Pero como dice mi chico, “No news, good news”.

Será porque se acerca el verano y las noches son más largas, por todas las visitas que hemos recibido, porque estoy pasando por el mejor momento con mi pareja de mis casi 8 años de relación, por la llegada de Picotas, o por mi nuevo look.., la cosa es que estoy feliz, y cuando uno está contento, la vida corre que se las pela. Ahora sólo espero que dure.

Desde luego el mes de Mayo no pudo empezar mejor con la visita a Berlin, mi lugar favorito en Alemania y parte del extranjero. Desde mi Erasmus sólo he vuelto una vez y fue hace ya tres años, pero contra todo pronóstico, en lugar de decepcionarme por lo mucho que ha cambiando, volvió a enamorarme. Es cierto que hay más españoles, es más caro y algunos sitios que frecuentaba están ahora cerrados, pero siempre disfruto de esta ciudad y descubro algún lugar increíble. Así que tetes, si aún no conocéis Berlin, no tenéis excusa…

IMG_201505126_1206

Gracias a las visitas que hemos recibido en el mes de Mayo, he conocido algunos otros lugares cercanos a Stuttgart que aún no había visitado y  os recomiendo también. Como Marbach ( un pueblo precioso donde nació el poeta Schiller), Ludwisburg ( con sus jardines y palacios) , Ulm (conocida por su catedral, que alberga la torre de iglesia más alta del mundo) y Esslingen (con su casco antiguo medieval).

IMG_20150509_115745 IMG_20150509_140101 IMG_20150510_124230Captura de pantalla 2015-06-02 a la(s) 22.59.50

Además, en Stuttgart también he conocido nuevos sitios  este mes:

El museo de Le Corbusier, que gracias a la fantástica explicación de la guía (Raquel) lo pueden disfrutar los arquitectos y cualquier otro gafapasta que lo visite, como una servidora.

El “Keller Club”, donde por sólo 5 euros puedes bailar música electrónica e indi hasta pasadas las 7 de la mañana, e incluso perder los papeles a causa del Jägerbomb y hacer el ridículo, sin que te echen a la calle.

11013220_10152859603991404_735831081213760106_n

El Palacio de Solitude, con unas vistas increíbles y al que podemos llegar desde nuestra casa a través del bosque en una ruta de 6,30 km.

IMG_20150517_185749 IMG_20150517_185515

El Skybeach, el Palace, el Flora y Fauna y otros sitios molones con terraza donde tomar una cerveza disfrutando del buen tiempo (cuando se da el caso). En fin, podría seguir enumerando sitios, pero he dicho así a bote pronto lo primero que me ha venido a la cabeza.

Acaba de comenzar Junio y justo en un mes termino en el colegio y todavía no sé muy bien qué me deparará el futuro. Aunque  imagino que en el momento en que tomé la decisión de dejar mi puesto de trabajo para marcharme a la India hace ya casi tres años, renuncié también a tener una vida laboral sin alti-bajos.

El caso es que en Stuttgart no hay mucha oferta en el campo de publicidad y marketing, y para la que hay suele ser requisito indispensable un alemán alto. Además, de redactora freelance no me sale prácticamente nada, y con tanta búsqueda e incertidumbre tampoco estoy muy centrada para escribir otra novela, así que sigo buscando.

Y mañana, aprovechando que hay puente en el cole, me marcho 4 días a la terreta, entre otras cosas porque si me sale un trabajo quizá me quede sin vacaciones de verano, así que debo aprovechar ahora. En cualquier caso, ojalá me quede sin vacaciones por un trabajo. Ya os contaré.

Valencia, there I go!!!

AL SABER LO LLAMAN SUERTE O VICEVERSA

¡Buenos tardes y noticias, tetes!

Después de pasarme cinco semanas abriendo el buzón una media de seis veces por día, coincidiendo con las que salgo o vuelvo de pasear con la perra, por fin esta semana llegó el ansiado sobre de la Volkhochschule. Llegué a casa con el corazón desbocado medio por los nervios, medio por la rapidez con la que subí las escaleras. Me senté a la mesa y me dispuse a abrir el sobre con la poca paciencia que me caracteriza, mientras hacía todo tipo de conjeturas”¿Y si no lo hubiese aprobado? ¡No puede ser! Si no apruebo, destruiré la carta y negaré haberla recibido. Pero no puede ser. ¿Qué hago si no apruebo? Qué vergüenza ¿Me presento de nuevo a escondidas?…” Todo eso y mucho más, bombardeaba mi descerebrada cabeza, hasta que fijé la vista en el  B1.

A partir de ahí, mientras me recreaba en la absoluta satisfacción de haber pasado el examen y sobre todo, de haberme quitado otra cosa de encima, comprobé que no sólo lo había aprobado, sino que lo había hecho con buena nota.

Por eso quería trasmitiros mi alegría y animaros a estudiar alemán. Porque si yo, que apenas había estudiado, puedo, vosotros también. Así que dejaros de excusas y echarle narices que está tirado y siempre os abrirá alguna puerta.

¡Que paséis un buen fin de semana! Yo ya tengo otro motivo para disfrutar del mío. 🙂

IMG-20150424-WA0017IMG-20150424-WA0018

VOLVER, CON LA FRENTE MARCHITA…

Hola tet@!

Por fin es domingo y quedó superada la primera semana post-vacaciones de pascua. ¡Yi-ha!

Cuando uno vuelve de España tras pasar unos fantásticos días en compañía de sus amigos y familia, regresa un tanto melancólico, contando el tiempo que faltará para el siguiente reencuentro. Pero no hay nada como el buen tiempo para ponerle a uno de fantástico humor. Y es que tras unas vacaciones de inesperado mal tiempo en Valencia y de regreso a un Stuttgart que dejé a cero grados hace un par de semanas, me encuentro con un también inesperado tiempazo más de 20 grados aquí. Y aunque este hecho me da completamente la vida, sé que es cuestión de días y confirmo de una vez mis sospechas: ¡Aquí el clima está loco!

Traer a la perra en Marzo en el avión fue tan fácil, que repetimos en las vacaciones y nos la llevamos con nosotros a Valencia. Así que con 5 meses de vida ya ha estado en más sitios que alguno que yo conozco. La verdad es que Picotas es una crack y estamos súper contentos con ella. Es graciosa, juguetona, cariñosa y muy lista. Ahora sólo falta que haga un poquito de caso a sus dueños y sea menos ladradora. Pero como dicen mis amigas, “no calla como tú” y no puedo negar que eso sea una verdad como un templo, porque los perros se parecen a sus amos, ¡qué le voy a hacer!

El mes pasado os comenté que andaba con varios trabajos, pero resulta que antes de las vacaciones me harté y decidí parar de prostituirme por un par de euros, así que dejé de hacer de chófer y de niñera. Y sinceramente, ha sido un auténtico respiro. Ahora tengo menos ingresos, pero puedo dedicar las tardes a escribir y/o buscar algo más acorde a mis expectativas mientras paso más tiempo con Picotas.

Y mi alemán, pues ahí sigue. Hice el examen del B1, que aunque fue más largo que un parto, no me pareció difícil. De modo que seguramente lo haya aprobado, aunque aún no tenga los resultados para corroborarlo. Tardan cinco semanas en contestar, ¿os lo podéis creer? Es tan larga la espera que podía haber cursado ya el B2 y no hablemos de los estudiantes de fuera de la Unión Europea, pues seguro que a algún pobre desgraciado ya lo han repatriado. En fin, ni los alemanes son tan rigurosos con los tiempos, ni todos los españoles nos echamos la siesta.

Pero bueno, de momento la idea que tengo de cara a mejorar o mantener el idioma, es seguir haciendo planes con mis ex-compañeros de clase (cosa que había descuidado por falta de tiempo) y encontrarme semanalmente con una chica alemana para hacer tándem (intercambio de idiomas). Una actividad, que aunque para muchos alemanes representa una excusa para ligar con españolas, es en realidad un método alternativo de aprendizaje que a mi me encanta. Nada como aprender con una birra en la mano, ¡eso es así!

Y hablando de birras, este fin de semana se inauguró  la “Fruhling Fest”, como la “Oktober Fest” de primavera. Aunque nosotros optamos por escaparnos a la Selva Negra, ya que nos parecía un delito no haber ido aún, estando tan cerca. Fue una excursión en el día. Visitamos el pueblo de Triberg, subimos hasta el nacimiento de la cascada más alta de Alemania y vimos el reloj de cuco más grande del mundo. ¡Cu-cu!!

Captura de pantalla 2015-04-19 a la(s) 21.57.07   Captura de pantalla 2015-04-19 a la(s) 22.02.51 Captura de pantalla 2015-04-19 a la(s) 22.03.52Captura de pantalla 2015-04-19 a la(s) 22.00.26 Captura de pantalla 2015-04-19 a la(s) 22.01.14Captura de pantalla 2015-04-19 a la(s) 22.04.18

Una excursión muy interesante, digna de repetir con alguna visita, incluso no siendo la “cosa” para tanto… Ya me entendéis. Se hace muchísima publicidad de la Selva Negra y oye, aunque sé que las comparaciones son odiosas, nuestra “Asturias patria querida” (como dice una amiga) es mucha Asturias. A veces parece que no nos lo creemos y aunque este blog trata más de atraer a Alemania que de retener allí, hay que reconocer que España es la hostia, ¿o no?

La semana que viene celebraremos el 32 cumple de Victor en la “Frühling Fest” y puesto que este fin de semana me he portado bien, prometo compensar portándome mal, para contaros algo divertido.  Ya sabéis el dicho de, “Allá donde fueres, haz lo que vieres”, así que tocará ir y ponerse fino de cerveza.

¡Vente pa la Frühling, tete! (macarra nivel dios) xxxx

POR FIN LLEGÓ EL “CALORET” A STUTTGART

Buenos días tetes, Aunque no es lo habitual, hoy dedicaré unas líneas a contaros cómo van las cosas por aquí. Sabéis que me gusta hacerlo, al menos de vez en cuando. Así que aviso a navegantes: si alguien no me conoce de nada y pasa de ser partícipe de mi vida, puede dejar de leer. No estoy vigilando. En estas últimas semanas ha pasado de todo. Nuevos amigos, una fiesta multicultural en casa regada de Jägermeister y un maravilloso viaje, del que no quiero hablar porque la mayor parte del mismo no tiene lugar en territorio alemán. Sólo enumeraré los lugares de nuestro fantástico road trip, por si alguien quiere saber más: Aachen (Alemania), Bruselas (Bélgica), Gante (Bélgica), Brujas (Bélgica), Amberes (Bélgica), Luxemburgo y Estrasburgo (Francia). En lo referente al tiempo, comentar que estas últimas semanas nos ha dado una tregua y estamos disfrutando de un poco de sol y temperaturas que llegan a los 10 grados. ¡A lo loco! Y la realidad es que, después de todo, ha pasado el invierno por delante casi sin que nos diésemos cuenta. Y oye, tampoco es tan inllevable como imaginaba. De hecho, me siento orgullosa de anunciar que he sobrevivido a un invierno alemán sin guantes. (Llamarme osada). Aunque no negaré que en alguna ocasión me haya apetecido usarlos. Pero si estiras las mangas del jersey, metes las manos en los bolsillos del abrigo y luego al entrar en un sitio las pones en calor, no los necesitas, creerme. Terminé las clases de alemán en Febrero y en quince días me presento al examen del B1. Y si me preguntáis si me lo estoy preparando, os respondería que un poco, aunque desde luego podría hacer mucho más. Imagino que cuando aumenten mis visitas al baño, mi boca sepa a vómito y sólo queden un par de días, haré un sprint de campeonato. Ya os contaré. Con lo que respecta al curro, ahora, además del trabajo que hago de refuerzo escolar con la niña española y los textos que escribo por encargo (últimamente he tenido varios proyectos), hay que añadir más factores a la ecuación. Estoy recogiendo a un niño del colegio internacional y llevándolo a casa. Por este motivo, ahora tengo que llevar permanentemente una silla en la parte trasera del coche, que puede causar desde confusión a cachondeo. En fin, de momento no, no soy madre. Además, una vez por semana me quedo a darle clase de español a este niño. El chaval es de Arabia Saudí y tengo que decir que es un auténtico crack, ya que con seis años habla tres idiomas perfectamente además del español. Desde luego, si los niños del presente viajasen al pasado y se encontrasen con mi yo y la gente de mi edad de hace 25 años, nos machacarían lingüísticamente. En fin, esto no va a ocurrir ( de momento). También, estoy haciendo de baby sitter. Sí, por lo visto con treinta años y sin tener un novio macarra a quien llevarte a estrenar la habitación de los padres, también puedes conseguir el trabajo. En mi caso se trata más de un favor, que de un empleo, porque es un español que vive a tan sólo cinco minutos de casa. Así que cuando me propuso cuidar de sus hijos cada dos semanas, enseguida le respondí que sí. “Tranquila, estarán dormidos cuando llegues”. “Mira, aquí tienes el DVD por si te aburres”…¡Ya! Un bebé de diez meses y una niña de 2 años, que aunque son majísimos (a primera vista), compiten para llorones. El caso es que no sé si el seguir adelante con este trabajo me va a dar más experiencia para una futura maternidad o me va a a borrar la idea de tener hijos de la cabeza. Desde luego el otro día se me quitaron las ganas de volver a LA CASA, pensando en ella como una casa maldita de las películas de terror. Y es que, ¿hay algo peor que soportar un lloro de manera ininterrumpida y dejarte toda tu energía en detenerlo? El caso es que al volver a salir de allí sin pelo, con la espalda reventada y una ganancia de 20 euros en el bolsillo que primero casi pierdo, y después casi invierto en un masaje, pensé, sólo me queda una cosa por hacer en este país: prostituirme. Así que ayer…(¡bromeaba!). En fin, dejando a un lado todo esto, nosotros estamos “la mar de contentos”, aunque seguimos en un debate abierto de la fecha de vuelta. Lo típico. Pero sí, estamos muy bien (todas las ofertas de trabajo por privado). Y lo mejor de todo es que el viernes vamos a Madrid a cargar pilas y el lunes que viene regresaremos con la perrita. Deseadme suerte para el viaje, ya que creo sinceramente que la vamos a necesitar. ¡Un abrazo, tetes!

ERAMOS POCOS… Y LLEGÓ LA NIEVE

¡Buenas tardes, tetes!

Hace tiempo que no os cuento nada sobre mi, así que hoy he decidido, que además de daros nuevos alicientes para venir a Alemania, que iréis descubriendo a lo largo de mi monólogo, os voy a poner un poco al día en lo que respecta a mi persona.

Lo cierto es que después de las vacaciones de Navidad no me ha ocurrido nada excepcional. Pero, allá va…

He retomado las clases de alemán y además de empezar a soltarme otra vez con el idioma (más me vale si quiero sacarme el B1 en Marzo), he conocido a gente en la clase con la que he hecho buenas migas.

Así que la semana pasada fuimos a Staatagalerie (Galería Nacional de Stuttgart), museo que recomiendo, ya que además de que los miércoles la entrada es gratuita, se puede encontrar en él, entre otras espectaculares obras de arte, algunos cuadros de Picasso y de Dalí que además de alegrarnos la vista, nos recuerdan lo sumamente cracks que somos los españoles cuando nos lo proponemos.

IMG-20150121-WA0029

Y por lo visto, esto de quedar los miércoles va a convertirse en costumbre, ya que mañana volvemos a reunirnos para tomar unas cervezas al salir de clase. Plan, que no siendo tan cultureta, no deja de ser igual de beneficioso para nuestra mejora del idioma, así como para conocer curiosidades sobre otras culturas. Ya que si mi clase de alemán destaca en algo, es en la diversidad cultural que hay. Y creo que esa es una de las cosas que más me ha fascinado siempre de vivir fuera. La variedad de gente a la que tienes oportunidad de conocer.

Con respecto al ámbito laboral, he vuelto al International School of Stuttgart y sigo trabajando día a día con Carlota, para que pueda seguir las clases con más facilidad. Estoy muy contenta con ella y con el empleo en general, es bastante reconfortante.

Mi faceta de escritora-copy, en cambio, a excepción de los post para este blog y alguna redacción tonta de alemán, la tengo bastante abandonada. Entre otras cosas, porque últimamente en internet no está habiendo mucho movimiento y aunque soy redactora en varias páginas, recibo pocas peticiones. Sin embargo, mi libro fue publicado en Navidad, como ya os comenté, y ya se puede comprar también a través de este blog. Así que, ¿a qué estáis esperando?

La casita de la calle de nombre innombrable –¡Coged aire!–, Kap-fen-burg-es-tra-sse, parece que va cogiendo forma. Nuestra última adquisición ha sido una tele de 42 pulgadas (de segunda mano), con la que por fin puedo ver películas en condiciones. Porque si hay algo que apetece como nada en estas fechas, es el plan de peli, pizza y manta.

Cogiendo cosas de aquí y de allá, ya se podría decir que tenemos un hogar y para completarlo sólo nos falta nuestra schnauzer mini. Y por fin, después de una larga espera y de realizar todos los trámites pertinentes, si no me la retienen en el aeropuerto, el día 9 de Marzo ya seremos uno más en la familia. Tenemos ya su cama, sus platos, su manta, su transportin, su collar…Ahora sólo nos falta Picotas. 🙂

En cuanto a la vida social, cuando no estamos en el gimnasio, ni bajo la manta, quedamos con otros españoles para cenar, salir o tomar algo. Por lo que se podría decir que ya empezamos a tener amigos españoles. Lo cual, sumado a las nuevas promesas de mi clase de alemán, hace que me empiece a sentir más arropada en esta fría ciudad.

IMG-20150126-WA0039
Y digo fría, porque además de que el carácter de esta gente, poco tiene que ver con el carácter latino al que estamos acostumbrados, estamos a una media de 2 grados. Si me seguíais en la Vida de Picu, recordaréis que alguna vez me quejé por el calor que hacía por aquellos lares (India). Pues ahora, cuando veo las fotos en las que aparezco en tirantes en pleno Enero, me deprimo. –¡Igualito que aquí–,pienso. En fin, uno siempre quiere lo que no tiene. Pero viendo el lado positivo, la nieve le da más encanto a un paisaje que ya de por sí es bonito. Pero… Scheisse! ¡Qué p* frío!

IMG-20150126-WA0029

¡Que paséis una buena semana!

IMG_20150127_0915